FranciscoJ. Flores Riquelme  

TRABAJO CLÍNICO

No hay deducción estable o mecánica entre las causas psíquicas y los síntomas que padecemos. Cada persona es siempre singularísima.

Es necesario abrirnos a nuestros procesos que no pueden ser objeto de autoob­servación directa, dar la palabra en la dimensión de la escucha clínica. Muchas veces lo que no podemos o sabemos colocar en palabras, después irrumpe en el cuerpo como síntoma o malestar.



Psicólogo, con más de 15 años de trabajo clínico en el ámbito publico y privado. Director Fundación Mente Sana, dedicada al estudio y prevención de la salud mental pública. Escrito diversas columnas sobre salud mental y participado en diversos medios nacionales e internacionales sobre la temática. 





Los psicofármacos pueden ser útiles en ciertos casos o situaciones. Pero también pueden convertirse en una falsa ayuda para fortalecer las capacidades propias. Y una manera de inhibir la reflexión y acción respecto de los causas personales, ambientales y relacionales que intervienen en nuestro malestar.